Enter your keyword

Código Fucsia

foto_programa_02_02

INTRODUCCIÓN

Las cifras de violencia sexual y la situación de esta en el marco de la realidad colombiana nos muestran sólo una parte de la altísima vulneración a los derechos humanos de niños, niñas, adolescentes, mujeres y hombres que son víctimas cotidianas de las violencias sexuales en el marco de relaciones familiares, sociales, comerciales, de delincuencia común y del conflicto armado.

Sólo un pequeño porcentaje de las víctimas acceden a los servicios de salud buscando atención médica específica por causa de la violencia sexual. El abuso sexual, el asalto sexual y la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes son los tipos más frecuentes de la violencia sexual. Cada tipo de violencia genera consecuencias físicas, emocionales y sociales diferentes y cada persona y grupo familiar la experimentan de forma distinta. Por ello, dar respuesta a las necesidades especiales de las víctimas de violencia requiere conocimiento, preparación y una adecuada disposición personal para minimizar las posibles victimizaciones secundarias surgidas de los procesos de intervención.

Por ello, la Atención en Salud para personas que han sido víctimas de violencia sexual es generalmente una de las experiencias más retadoras para el personal de salud debido a que no solo requiere de éstos conocimientos técnicos específicos en el abordaje clínico del caso sino también del despliegue de habilidades de comunicación, manejo de crisis, trabajo interdisciplinario, consejería y sobre todo ética, sensibilidad y solidaridad. La atención integral a una víctima de violencia sexual necesita de trabajo sectorial e intersectorial estructurado en el que los sectores de salud, protección y justicia tienen competencias complementarias.

La atención integral en salud a víctimas de violencias sexuales constituye un importante reto para los profesionales de la salud y para las instituciones. El Ministerio de la Protección Social en el año 2000 desarrolló la Guía del Menor maltratado y la Guía de la Mujer Maltratada (Resolución 412 de 2000). Estas Guías que a la fecha se encuentran vigentes indican las acciones que el sector salud debe realizar frente a la atención de problemáticas de violencia intrafamiliar, sexual y de pareja y deben ser retomadas o adaptadas a través de protocolos en cada una de las instituciones de salud del país para la atención de estos diferentes tipos de violencia. A pesar de su existencia y de los permanentes procesos de capacitación realizados por las Entidades Territoriales y el mismo Ministerio en muchas instituciones del país no son aplicadas y en algunos casos incluso son desconocidas. Esto ha tenido como consecuencia que los procesos y procedimientos que son aplicados en la atención de los casos de violencia sexual no cuenten con la calidad y oportunidad que una víctima de violencia sexual requiere.

Las Víctimas de violencia sexual acuden a los servicios de salud venciendo muchas barreras personales y sociales que el evento de violencia les ocasiona y llegan a la institución en condiciones de alta vulnerabilidad. Una vez allí la víctima espera y necesita un trato humano que le ayude a recuperar el control de sí, la dignidad, el dominio de su cuerpo y de sus emociones. La atención que se le brinde tendrá que garantizar un trato humano, digno y reparador; unos procedimientos estandarizados y efectivos para controlar riesgos que el evento tiene sobre su salud sexual y reproductiva, su salud mental y su medio familiar y social; y tendrá que garantizar los insumos médicos necesarios para la aplicación de dichos procedimientos e intervenciones.

Para brindar una atención integral y de calidad los actores del SGSSS deben contar con capacidad de respuesta ante estos eventos entre otras tendrán que contar con personal calificado y capacitado y actué en el abordaje del caso, establecer procesos de capacitación permanente para personal de atención y administrativo, identificar posibles barreras de acceso a la institución y desarrollar planes para disminuirlas, establecer procedimientos de actuación adaptados a la institución (en el marco de los procesos intersectoriales de la localidad, comuna, municipio) tener claridad en los procedimientos e insumos para dar una atención con calidad, garantizar los elementos para realizar profilaxis post exposición para ITS, VIH, Hepatitis B, Embarazo; establecer los procesos de remisión intersectorial: rutas de protección, rutas de acceso a justicia, definir y garantizar acciones de seguimiento. A los profesionales de salud, el Modelo de Atención Integral en Salud para Víctimas de Violencia Sexual les permitirá contar con herramientas conceptuales y prácticas para el abordaje integral de la violencia sexual y para las acciones de prevención, detección y atención integral que tendrán a su cargo. (Ministerio de salud, Modelo de Atención Integral en Salud para casos de Violencia Sexual Promoción y Prevención – Enero 24 de 2011)

Por todo lo anterior la institución CEDENORTE en aras del mejoramiento académico del personal de salud y pensando en la actualización continua de sus aprendices, instructores, egresados y demás público en general del área de la salud, ofrece este seminario con base en los requerimientos del ministerio de salud con la fundamentación teórica requerida para la atención integral a las víctimas de violencia sexual.

OBJETIVOS:

  • Instruir a los aprendices en el adecuado manejo para la atención integral en salud a las víctimas de violencia sexual.
  • Manejo adecuado de la cadena de custodia.
  • Brinda elementos técnicos, conceptuales y prácticos para la atención integral, humanizada, oportuna y respetuosa a las víctimas de violencia sexual.
  • Conocer la urgentización y el despliegue de la estrategia de atención a víctima de violencia sexual en el ámbito hospitalario y ambulatorio.

CONTENIDO TEMÁTICO:

  • Introducción
  • Población Objeto del código fucsia
  • Recursos para la implementación del código fucsia
  • Definiciones
  • Epidemiología de los casos de víctimas de violencia sexual a nivel departamental y el valle de aburrá
  • Etiología y factores de riesgo.
  • Tipos de violencia sexual
  • Consideraciones generales
  • Uso de Kit de profilaxis post exposición para VIH, ITS y anticoncepción de emergencia en víctimas de violencia sexual.
  • Derechos sexuales y reproductivos con énfasis en violencia sexual.
  • Urgentización de la atención a la víctima de violencia sexual.
  • Valoración médica a la víctima de violencia sexual
  • Recolección de evidencias en el paciente víctima de violencia sexual
  • Organización del equipo de trabajo y despliegue de atención
  • Protocolo de investigación de violencia sexual
  • Examen sexológico forense
  • Cadena de custodia
  • Protección y rehabilitación a las víctima de violencia sexual.
  • Reparación a la víctima de violencia sexual
  • Video Ilustrativo

CEDENORTE se reserva el derecho de no iniciar el curso en caso de no alcanzar el punto de equilibrio, esto es la cantidad mínima de aprendices necesaria para comenzar. Los dineros percibidos por concepto de matrículas serán devueltos bajo los parámetros que para tal efecto tiene la institución. El curso será certificado si la asistencia es superior al 80%.

Otorga:

Certificado de asistencia.

DIRIGIDO A:

Público involucrado en la prestación de servicios de salud.

Metodología:

Curso teórico y presencial

Duración:

8 Horas